“Si algo no es imposible, debe haber una manera de hacerlo”, dijo una vez el rotario Sir Nicholas Winton . Conocido por sus amigos como “Nicky”, el corredor de bolsa británico rescató a cientos de niños, predominantemente judíos, del Holocausto en los meses previos a la Segunda Guerra Mundial. Winton, quien murió en 2015 a la edad de 106 años, es ahora el tema de una nueva película, Lazos de Vida “One Life”, protagonizada por Sir Anthony Hopkins y Helena Bonham Carter.

La película cuenta la historia real de cómo Winton rescató a 669 niños del avance nazi y les encontró un hogar en el Reino Unido. Durante una visita a Praga, Checoslovaquia, en diciembre de 1938, Winton vio a numerosas familias que habían huido de la expansión del nazismo en Alemania y Austria. Los refugiados vivían en condiciones desesperadas, con poco o ningún refugio o comida, mientras se avecinaba la invasión alemana de Checoslovaquia. Winton se dio cuenta inmediatamente de que era una carrera contra el tiempo: ¿cuántos niños podría rescatar antes de que se cerraran las fronteras?

«Mi padre decidió que iba a intentar sacar de Checoslovaquia a Gran Bretaña a niños en peligro de extinción. Tenía un lema que decía: “Si algo no es imposible, debe haber una manera de hacerlo”. Sintió que esto era difícil, pero no imposible”.Tenían 5.000 nombres en esta lista y sólo 669 fueron salvos. Pero 50 años después, cuando la historia salió a la luz y conoció a algunos de sus hijos, descubrimos que había alrededor de 7.000 personas vivas gracias a lo que había logrado.»

 

 

Nicholas Winton, quien organizó el rescate de 669 niños destinados a campos de concentración nazi, murió a los 106 años.

 

 

 

 

 

Sir Nicholas Winton, socio y ex presidente del Club Rotario de Maidenhead, fue el primero en ser honrado con una placa cuando se inauguró el Salón de la Fama de los Rotarios por la Paz